El auto-examen mamario se debe realizar una vez por mes y una semana después del inicio de tu menstruación. Si no tienes menstruación elige un día fijo y fácil de recordar.

Escoge un lugar tranquilo, a solas, donde la temperatura ambiente sea adecuada, ya que debes estar desnuda de la cintura para arriba. Tómate el tiempo necesario y efectúa el autoexamen de forma relajada, y presta atención a todos los detalles que pudieras notar.

El autoexamen mamario se divide en dos partes: visual y de tacto,
y es importante realizar ambas para tener un diagnóstico completo.

Recuerda que este autoexamen no sustituye a exámenes periódicos hechos por un médico especializado.