El yogur es rico, natural, refrescante y bajo en calorías, las cuales son muy buenas razones para incluirlo en tu régimen alimenticio. Peor ahora existe una más, quizás la más importante de todas: de acurdo con una publicación de Gut, comer una taza de yogur al día ayuda a proteger el aparato digestivo de ciertos gérmenes dañinos, lo que a su vez reduce el riesgo de padecer cáncer de colon. Esto se debe a la bacteria probiótica que contiene el yogur y que ayuda a mantener tu estómago sano.